Crema de Rosa Mosqueta

Esta crema está elaborada con 0,01% de rosa mosqueta y otros componentes como aceite de coco o cera. Es muy recomendada para las estrías y las manchas en la piel. En el mercado existen varias marcas prestigiosas que elaboran esta crema. Se encuentra en farmacias y tiendas de cosméticos.

Diferencias entre aceite y crema de rosa mosqueta

Tanto el aceite como la crema de rosa mosqueta tienen los mismos usos y beneficios. Sin embargo tienen ciertas diferencias, por ejemplo, las cremas tienen un porcentaje de rosa mosqueta inferior al aceite puro lo que implica usar más cantidad que el aceite puro.

Este en cambio, solo requiere una pequeña gota sobre la zona afectada. Otra diferencia es el precio: el aceite suele ser más costoso por tener más contenido de rosa mosqueta. Pero suele dejar manchas en la ropa y un olor desagradable; en cambio la crema es mucho más suave y por lo general suele llevar aroma.

¿Cómo aplicar crema de rosa mosqueta?

Antes de aplicar la crema de rosa mosqueta es importante tomar una ducha tibia para abrir los poros. Aplicar sobre la piel masajeando suavemente. Es recomendable usarla todos los días. Así, la piel se mantendrá hidratada y libre de imperfecciones.

Cremas de Rosa Mosqueta Recomendadas

Os dejamos un listado de cremas de rosa mosqueta con la mejor relación calidad precio.

 

¿Cómo preparar crema de rosa mosqueta casera?

Esta crema es ideal para combatir las arrugas y las manchas. Hidrata la piel y ayuda a mantenerla más joven y suave.

  • 5 ml de aceite de rosa mosqueta
  • 20 ml de aceite de coco
  • 30 ml de cera de abeja
  • 1 ampolla de vitamina E
  • 1 frasco de vidrio para guardar

Calentar a baño María el aceite de coco y la cera de abeja, mezclando bien hasta unificarlos. Luego añadir el aceite de rosa mosqueta y la ampolla de vitamina E. Mezclar bien todos los ingredientes, dejar enfriar, tapar y conservar en el refrigerador.  Si se desea más líquida se puede añadir más aceite de coco y menos cera de abejas. O si se prefiere más espesa se puede añadir más cera de abejas y menos aceite de coco.